«Era el mejor de los tiempos, era el peor de los tiempos», un pasaje famoso del libro “Historia de dos ciudades”, de Charles Dickens. Una frase que entra en colisión con la actual crisis por pandemia que se vive en este año 2020 y que está sembrando caos; sacando a la luz diferentes componentes de un sistema que está en tela de juicio, y uno de ellos es el laboral. No es ninguna novedad que el costo laboral en el Perú es uno de los más caros del mundo.

En el 2017, un estudio del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) midió los costos laborales en América Latina y el Caribe, demostrando que el Perú mantiene uno de los costos más altos, justo a penas detrás de Argentina y Brasil.

A pesar de tener uno de los salarios mínimos más bajos de la región, los sobrecostos que se refieren a las bonificaciones y seguros, hacen que las empresas asuman mayores costos laborales y esto puede explicar porque el mercado laboral peruano tiene tan altos niveles de informalidad.

No nos malinterprete estimado lector, no estamos criticando el sistema laboral con la finalidad de abaratar los ingresos a los trabajadores, esto no generaría la competencia y motivación para atraer profesionales de calidad.

La pandemia atacó la debilidad que tiene el sistema laboral respecto a los sobrecostos que se generan al terminar un vínculo, pues estos hacen que sea rígida la circulación de los trabajadores en el mercado, es decir, una salida justificada amerita un pago de beneficios que hacen costosa su gestión, y ni hablar de las salidas injustificadas.

El nivel salarial mínimo debería ser competitivo y este efecto contagiaría a todo el nivel salarial del sistema; claro está, esto debe ser coherente con la disrupción del mercado. Según el estudio de Mercer, sobre las Tendencias Globales de Talento 2019, la clave está en alinear los puestos de trabajo y a las personas donde se crea valor, para permitir un mecanismo que recompensa las habilidades y los comportamientos adecuados para el futuro.

Revisar los sobrecostos laborales para fomentar la formalidad laboral no perjudicará al trabajador, pues se podrá insertar más del 70 % de informalidad laboral existente en el mercado formal, y por consecuencia, se elevará la inversión y la empleabilidad.

¡Así es! Existirá una mayor probabilidad de trabajos remunerados formalmente.

Era el peor de los tiempos cuando sufrimos una crisis por pandemia que mostró las debilidades de una sociedad; era el mejor de los tiempos para tomar medidas paulatinas que ajusten y mejoren los errores que perjudican a la sociedad.

Foto de Negocios creado por rawpixel.com – www.freepik.es

9 Comments

  1. It is really a nice and useful piece of information. I am satisfied that you shared this helpful information with us.

    Please stay us informed like this. Thanks for sharing.

  2. Howdy would you mind letting me know which hosting company
    you’re working with? I’ve loaded your blog in 3 different internet browsers and I
    must say this blog loads a lot quicker then most.
    Can you suggest a good web hosting provider at a
    fair price? Kudos, I appreciate it!

    Feel free to surf to my web-site: CBD for sale

  3. Hey I know this is off topic but I was wondering if you knew of any
    widgets I could add to my blog that automatically
    tweet my newest twitter updates. I’ve been looking for a plug-in like this for quite some time and was hoping maybe you
    would have some experience with something like this.
    Please let me know if you run into anything. I truly enjoy
    reading your blog and I look forward to your new updates.

    my webpage … CBD for dogs

  4. I have been browsing on-line greater than three hours as of late, but I never found any
    interesting article like yours. It’s pretty value enough for me.

    In my opinion, if all web owners and bloggers made good
    content material as you probably did, the net can be much more useful
    than ever before.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *