¿Cómo te vas a la quiebra?preguntó Bill.

Hay dos formas dijo Mike—. Poco a poco y de repente.

Muchos emprendedores conocen este diálogo de la novela “The Sun Also Rises” de Ernest Hemingway; la quiebra no aparece repentinamente, comienza por pequeñas acciones que sin darse cuenta tejen una bola de problemas que crece con el tiempo hasta llegar a la difícil decisión de cerrar o continuar con el negocio. Los datos son reales y fríos, GEM nos ofrece otra realidad de la región e indica que ocho de cada diez emprendimientos fracasan y no pasan del año. No son pesimistas al decir que hay una alta probabilidad de que fracasen, sino que el mercado es duro y hay que estar preparados para no ser parte de la estadística. Por ello hay que prestar atención a distintas experiencias que nos pueden ofrecer empresarios exitosos y resumir los errores frecuentes que comenten los emprendedores que los estarían llevando a una probable quiebra.

Nadie puede asegurar el éxito del negocio ni predicar que la quiebra nunca será una posibilidad en su camino como empresario, pues como ya saben, el futuro es incierto, pero se puede estar preparado para reducir al máximo el riesgo de quebrar.

La gigante Netflix, distribuidora de contenido, fundada por Reed Hastings, fue creada en 1997 como una pequeña Startup de alquiler de videos por correo y que fue evolucionando acorde al mercado y las tendencias.

Para el 2000 no consiguió ni acercarse a la suela del zapato del gigante Blockbuster que en esos años el propio Hastings les ofreció establecer una alianza para mejorar la distribución de películas, pero sin éxito alguno. Incluso ofreció a los gestores de la multinacional la compra de su pequeña compañía, todavía en pérdidas, por apenas 50 millones de dólares. El propio CEO de Blockbuster, Jim Keys, decía que no significaba una competencia para su negocio. Ya en 2010, con su plataforma de streaming en auge, Netflix valía más de 2.200 millones de dólares y ese mismo año, Blockbuster se declaró en bancarrota.

Los consejos para los emprendedores nacen de casos como estos que suelen repetirse muchas veces. En 2005 MySpace rechazó comprar Facebook por 75 millones. Como se ve en el mercado, unos pierden y otros ganan. Aquí algunos puntos que se debe considerar para minimizar los riesgos y depende de su duro trabajo lograr los resultados esperados.

  1. Anticípate
  2. Organiza su tiempo
  3. Confía en el marketing
  4. Establece objetivos
  5. Capacítate
  6. Deja el ego
  7. El efectivo es el Rey
  8. Sé paciente
  9. Inspírate en Elon Musk

Puedes encontrar miles de consejos compartidos en distintas fuentes, pero muy pocos empresarios las ponen en práctica, ya que han contribuido a reforzar el mito de que para crear una Startup tienes que ser “un joven genio, con una idea brillante, que revolucionará el mundo y pondrá el mercado a sus pies”, o simplemente ven el negocio como una herramienta que da el dinero necesario para llegar a fin de mes.

Hay que salir de la zona de confort para poner la mente y corazón en el emprendimiento que ya empezamos o que estamos a punto de empezar. Es momento de cambiar la estadística y empezar a mirar al riesgo de quiebra como algo poco probable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *