Cuando una empresa vende un bien y se lo envía al cliente por medio de un Courier ¿quién asume el envío? Normalmente lo hace el cliente y la empresa cobra un adicional: precio del bien más costo de envío; pues cuando la empresa recibe el total del dinero separa lo que le corresponde al Courier y lo que corresponde del cliente. Se entiende entonces que la empresa sólo es un intermediario de recaudación de la obligación del cliente con el Courier. Imagine ahora que no se incluyó al precio el costo del envío, la empresa tendría que asumir el costo del Courier, y por ende, perdería dinero.

Algo similar ocurre con los impuestos, pues se utiliza el mismo mecanismo para que el estado los recaude.

El nombre específico del impuesto a las ventas varía por país, en el Perú se le conoce como el Impuesto General a las Ventas o IGV y su tasa es establecida por el estado, hoy es del 18 % e incluye un impuesto municipal. Las empresas son las encargadas de cobrar este impuesto por el estado, es decir, su negocio hace de intermediario. El estado les dice a los negocios: “Este impuesto es obligación de sus clientes y ellos deben pagarlo, pero como sería imposible que ellos paguen este impuesto al estado por cada compra que hagan, mejor que lo paguen junto con el producto o servicio y luego ustedes trasladan ese dinero a las cuentas del estado”.

Imaginen que los negocios no recauden el IGV y que el estado obligue a los clientes a pagarlo por su cuenta. Véanlo así, somos clientes de una empresa que nos vende un producto a 100 soles y debemos pagar 18 soles adicionales de IGV, le pagaríamos a la empresa 100 soles y luego iríamos al estado a pagarle 18 soles, ¿bastante trágico no? Sería inviable, por eso el estado establece este mecanismo para que la empresa cobre a nombre del estado y luego se lo transfiera, es decir, se le paga a la empresa 118 soles y luego la empresa paga 18 soles al estado a nombre del cliente.

Esto quiere decir que el IGV que pagó el cliente no le pertenece a la empresa, es un dinero que entra temporalmente a su caja para que luego sea transferido al estado, por tal motivo, debe ser considerado al momento de construir los precios. El precio de venta es lo que debe pagar el cliente entonces significa que incluye el IGV, por lo tanto, la parte del dinero que le pertenece a la empresa se llama valor de venta.

Costo + Ganancias = Valor de Venta
Valor de Venta + IGV = Precio de Venta

Cuando un negocio compra se vuelve cliente de otro negocio, y se aplica la misma lógica, el negocio pagará al estado un IGV mediante su proveedor. El proveedor recibe el dinero y paga a nombre del negocio al estado, es decir, el precio que paga el negocio a su proveedor incluye el IGV, por lo tanto, la parte de dinero que pertenece al proveedor se le llama valor de compra.

Valor de Compra + IGV = Precio de Compra

Volviendo al caso donde se compra un producto que su precio es de 118 soles de los cuales 18 soles son del estado y 100 soles son el valor de compra que incluye el costo y ganancia del proveedor. Cuando venda el producto y decida ganar 50 soles por él ¿cuál sería el precio de venta? El precio de venta sería 150 soles más IGV; si pensaron que era 168 soles más IGV estaría encareciendo su producto y perdiendo competitividad en el mercado ya que consideraría los 18 soles como un costo y no lo es, es dinero que le pertenece al estado. Supongamos que decide venderlo a 168 soles más IGV y su competencia vende el mismo producto a 150 soles más IGV, ¿dónde creen que compraran los clientes?

Los emprendedores suelen confundir este concepto, tienden a omitir el IGV cuando construyen sus precios y éstos se inflan cuando lo vuelven a incluir en sus costos. Sigan esta regla para construir su precio de venta: el IGV se adiciona al valor de venta y se excluye del valor de compra. Si no aplican esta regla cuando vendan, sacrificarán parte de sus ganancias por devolver dinero al estado, como si asumieran el IGV de sus clientes y ésa es la razón del porqué muchos piensan que el estado les quita mucho efectivo.

1 Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *